Aborto: No ganó nadie | Lic. Santiago López Blasco

Finalmente cerca de las 3am del jueves 9 de agosto terminó la votación sobre el proyecto de despenalización del aborto. La noche fría y lluviosa no detuvo a las miles de personas que se acercaron al congreso para manifestarse con los colores verde o celeste.

Los grupos en la noche

Consumada la tarea legislativa y al no aprobarse el proyecto, el grupo que se oponía al mismo comenzó a celebrar. En las calles adyacentes al recinto y en las redes sociales se expresaron sobre la aparente victoria.

Por el otro lado, los del color verde, se prometían no abandonar la lucha para que en un futuro cercano el aborto pueda ser despenalizado. Así lo proyectaban también algunos senadores.

¿Hubo realmente vencedores y derrotados en esta cuestión?

Es preocupante el nivel de fanatismo que se notó en ambas posiciones. Esto se hizo visible por lo siguiente:

– Descalificación al que piensa de otra manera.

-Incapacidad de diálogo.

-Agresiones.

-Espiritu de rivalidad.

-Sentimiento de superioridad sobre el otro.

-Carencia de empatía.

-Intolerancia.

Es una pena que los argentinos siempre estemos encontrando causas que nos dividan y nos enfrenten, en lugar de ver oportunidades para crecer y aprender unos con otros.

¡Definidamente en la madrugada del jueves no hubo ningún ganador! Es que había un solo proyecto presentado, el cual no se aprobó. No había otro denominado por ejemplo “Ley de protección de las dos vidas”. Esto quiere decir que hoy las mujeres que ven en el aborto clandestino una solución, enfrentan las mismas realidades.

No hay nada que celebrar desde el lado celeste. No habrá ningún acompañamiento especial del Estado a esas mujeres. Tampoco educación que las ayude a prevenir experiencias dolorosas. Menos formación en valores. ¡Hubiera sido mejor que junto con el “No” que prohiba se votara un “Sí” que construya!

Esta crisis sobre el aborto debe llevarnos a la reflexión social sobre cómo abordamos las cosas cuando hay dos posiciones opuestas. Quizás podríamos aplicar lo siguiente:

-Empatizar con el otro.

-Escucharlo para crecer y no para criticar.

-Evitar la confrontación.

-Convivir en paz, discutiendo ideas sanamente.

-Huir de las posturas fanáticas e intolerantes.

Hoy sentimos que estamos más divididos. ¿Seguiremos así o aprenderemos algo? Depende de nosotros, para aplicarlo en las cuestiones generales de la sociedad y en nuestra vida particular.

Lee también: “Despenalización del aborto y moral relativa” https://wp.me/p8SUga-2r

Lic. Santiago López Blasco

El aborto legal y la moral relativa | Lic. Santiago López Blasco

Reflexionemos sobre la moral en la que nos basamos para tomar decisiones.

Hace pocos días alguien me dijo “No podemos medir la moral con la misma vara, lo que es inmoral para algunos no lo es para otros”. Y la verdad es que reconozco que esa persona estaba describiendo la forma en que actualmente se ve la moral.

Sobre la legalización del aborto se perciben posturas bien definidas y aún más. Se observan actitudes orientadas a querer convencer al que piensa diferente de que su postura es incorrecta, para que la cambie. Pero es casi imposible que unos u otros modifiquen su modo de pensar sobre el aborto, ya que la plataforma sobre la que basan sus posturas es diametralmente opuesta. Para algunos hay cosas que están mal y otras bien, independientemente del lugar, las circunstancias y las personas. Para otros, todo es relativo. Cada persona elige lo que está bien o mal para ella.

Marcha contra el aborto

Manifestación pro aborto legal

Esta última posición parece muy madura, respetuosa y abierta. La otra da la sensación, en muchos, de ser anticuada y obtusa. Pero ¿realmente nos damos cuenta del riesgo que supone vivir sobre una moral relativa donde cada uno haga lo que le plazca?

Pensemos en algunas situaciones reales que hoy suceden:

➡Un ladrón entra a una casa. Ata a la familia. Golpea a un niño. Roba todo lo valioso y escapa. Luego se encuentra con sus compinches y festeja que le fue bien en lo que él considera un “trabajo”. ¡Sí! Para los delincuentes eso es su trabajo y ¡está bien! Por supuesto que tienen su base “filosófica”. Piensan que no es justo el hecho de que ellos no tengan ciertas cosas y otros sí. Incuban el resentimiento y desde ahí se lanzan a “equilibrar” su vida con la de los que mas tienen, “trabajando”.

¿Será que la familia robada pensará respetuosamente del ladrón diciendo “y qué vamos a hacer, a él le pareció que robar está bien. Tenemos que respetarlo porque es su elección”?

➡Un político corrupto se queda con dinero que no le corresponde y así perjudica al país. Luego de un negociado se siente satisfecho y sonríe porque para él, el dinero que recibe como sueldo es insignificante por el trabajo que realiza y sus grandes implicaciones. Entonces no ve mal buscar unos “bonus” cada tanto. Así tantas naciones sufren el flagelo de la corrupción, por personas que ya tenían una moral relativa y ahora ejercen cargos públicos para su propio beneficio.

Cuando se descubre un caso de corrupción y sale en los medios, habrá ciudadanos que digan “Si para él estaba bien quedarse con esa suma millonaria, tenemos que aceptarlo”.

¡Nunca esa familia robada ni esa ciudadanía afectada por la corrupción aceptarían semejantes cosas! Porque con el accionar del ladrón y del político afectaron a terceros inocentes. Porque no se respetaron los derechos del otro. Porque en definitiva esos sujetos actuaron en forma totalmente egoísta y antisocial.

¿Qué sucedería si se aceptara cada cosa, como las mencionadas y otras, en base la moral relativa de las personas? ¡La sociedad sería un caos! ¡En poco tiempo se auto destruiría! Definidamente es muy peligroso manejarse con una moral relativa y en realidad nadie cree en ella.

Volvamos al aborto. El proyecto de ley que tiene media sanción propone que se pueda practicar hasta la semana 14 del embarazo.

Según los especialistas, en esa semana el cuerpo del bebé ya está completamente formado. Tiene cabeza, tronco, extremidades y un corazoncito que LATE desde la sexta semana de gestación. Sí, hace dos meses que el principal órgano de la vida está en funcionamiento y desde la octava semana ya se lo puede escuchar.

Bebé de 14 semanas.

El proyecto tal como está planteado autorizaría el aborto hasta la semana 14. Pero desde la 15 estaría prohibido. Es decir que habría 24hs que separarían lo legal de lo ilegal. Pero ¿sucede algo en el bebé que amerite esto? ¿Pasa algo que haga que hasta el séptimo día de la semana 14 sea algo así como un quiste o un tumor que hay que sacar, para que el primer día de la semana 15 se convierta en un ser humano?

Bebé de 15 semanas de gestación

No soy médico pero imagino que en esas 24hs no sucede nada extraordinario. Bueno, en realidad cada día del proceso de gestación es extraordinario. ¡Pero esas 24hs no lo son más que las otras! Desde la concepción fué y es un ser humano. ¿O es persona cuando nace? ¿Lo hace persona tener una partida de nacimiento? No. Es persona en sí mismo

La gran mayoría de las mujeres tienen algo en ellas que las prepara para ser madres. Por eso, quienes apoyan el aborto legal, ¿se animarían a concretarlo después de realizarse una ecografía donde vean al bebé formado y escuchen los latidos de su corazón? Lo dudo. Y mucho. Eso que quizás quieran imaginar como un quiste, es una persona.

El tema del aborto es muy sensible y cada caso particular debería ser evaluado. No es lo mismo un embarazo por una violación que uno por sexo irresponsable. Como tampoco es igual uno donde la madre, el padre o ambos se arrepienten de querer ser padres, que uno donde corre riesgo de vida la salud del bebe o de la mamá.

Evidentemente hay casos en los que la madre debe tener la potestad de decidir pero no en todos. Dar esa facultad a cualquier persona para que la ejerza libremente cuando guste, sería irresponsable e irrespetuoso con la vida humana intra uterina.

No se debería dar a cada persona que eliga lo que está bien y lo que no. Eso está establecido y de alguna forma grabado en nuestra conciencia. Si la sociedad viviera con una moral así, pronto se autodestruiría. El derecho de cada uno termina donde comienza el del otro.

Ahora, ¿porque será que la moral relativa gana terreno y la moral objetiva lo va perdiendo? ¿Porqué a una se la ve como moderna, progresiva y de avanzada pero a la otra se le siente olor a naftalina, tipo a los abrigos guardados por los abuelos en el placard?

Cada vez nos vamos acostumbrando más a una moral flexible, volátil, titilante, que flamea inestable como una bandera pintada de un color u otro de acuerdo a las circunstancias.

No nos damos cuenta. Pero la moral objetiva trae beneficios para todos. Sólo que es necesario alimentarla. Quizás está muriendo de inanición ya que los nutrientes de poca calidad no la mantienen viva ni saludable. ¿Quién ofrece el alimento para la moral objetiva? ¿Dónde está el recetario?

Mira este tema en video

Hay alguien que no habla de moral. Es la moral personificada. Siempre la vivió y disfruta de sus beneficios. Además, en su generosidad tiene la bondad de enseñarnos la moral objetiva con su ejemplo y con un manual. Así como esta moral pareciera estar condenada a muerte, Él también lo estuvo pero hoy vive. Su manual casi fue eliminado del planeta, pero hoy es el libro más leído.

Busquemos seguir el ejemplo de Jesús, la persona moral, y leamos la Biblia. El único resultado será recibir sus bendiciones. Entre ellas, las que provienen de vivir en base a una moral objetiva. La relativa es peligrosa. Mata y te mata.

(Al escribir este artículo reconozco que puedo hacerlo gracias a que mi madre (QEPD) no me abortó. Así mismo es para cada persona que hoy puede expresarse sobre este tema tan delicado y actual. Podemos levantar la mano a favor o en contra porque nuestras madres apostaron a la vida. Es decir que el mero hecho de que estemos apoyando una u otra posición es ¡gracias al don de la vida!)

Te invito a leer también: ¿Queremos muchos más “Pity” Álvarez?https://wp.me/p8SUga-2e

Lic. Santiago López Blasco

Tw: @slopezblasco

Mail: slopezblasco@gmail.com